sábado, 5 de diciembre de 2015

Satanismo no es sinónimo de ‘’secta sexual’’

Es lamentable saber que muchas personas que se integran a una iglesia satanista o que se crean (según ellos) satanistas tengan la idea que el satanismo es para formar iglesias y hacer orgias o coleccionar fotos y videos sexuales de los aspirantes a ‘’iniciarse’’, que se llenen de falacias al principio solo para quedar bien ante unos y ser unas lacras en los demás lugares, que crean que llamarse ‘’sacerdotes’’ los hace superiores cuando solo parecen payasos, es lamentable que algunas personas necesitadas de identidad les crean todavía y acepten sus ‘’requerimientos’’ para pertenecer a sus grupitos sectarios, como bien dijo una muy querida amiga:

‘’Estas personas son las que pudren la filosofía y por eso cuesta tener un nivel de aceptación  global y social’’

Y creo que tiene toda la razón, el satanismo si bien es cierto es una religión o filosofía de la carne, pero esto hace referencia más que todo a nuestro plano terrenal, a esta vida actual, al único presente real, no se refiere a que todo se resume en sexo, el satanismo va más allá de la percepción animal instintiva sexual, si lo tomamos solo como eso nos estamos limitando mucho o demasiado,

Si se utiliza una mujer desnuda en los altares es porque los primeros altares de los hombres fueron la carne viva y la sangre, los instintos y predilecciones naturales del hombre eran las bases sobre las que sus religiones estaban asentadas, más tarde las religiones al hacer pecaminosas las inclinaciones naturales del hombre desnaturalizaron sus altares vivientes con losas de piedra y con trozos de metal.



El satanismo es una religión para la carne más que para el espíritu, por lo tanto el propósito al utilizar un altar de carne en las ceremonias satánicas es la de servir como punto de focalización hacia lo que durante una ceremonia es el centro de atención.

Una mujer desnuda se utiliza como el altar en los rituales satanistas porque es el mejor receptor pasivo natural y representa a la madre Tierra, los demás utensilios deben estar colocados sobre una mesa al alcance del sacerdote.

Si una mujer realiza un ritual sola entonces no se necesita de otra mujer que haga de altar, puede utilizar un plano elevado para tener otros útiles del ritual.

Para los rituales de grupos grandes, se construyen especialmente para la mujer que yazca en el altar, un trapezoide de aproximadamente 1 metro de alto y de 2 de largo, si esto no les es posible o en ceremonias privadas utilizan cualquier plano elevado para utilizar a una mujer para el altar.

Ser satanista no significa montar tríos ni orgías sexuales, (aunque los que gusten pueden hacerlo siempre y cuando no afecte en la decisión de los demás) es más pueden ser vírgenes sin que nada afecte si así tú lo desees y no por normas o perjuicios sociales, igual si tú eres homosexual, tanto en caso de las lesbianas, de los gays o de los bisexuales como si eres heterosexual, nada cambia, el amor y el sexo no tiene género, puesto que un amor y/o deseo maduro no es solo físico sino también energético y mental.



Aún si solo se practica el sexo consigo a solas, (la masturbación) sigue siendo válido, y no hay que sentirse culpable, ni temer un castigo divino.



Pero no debemos limitar el satanismo solo a esto.


Satanismo más que una filosofía es una forma de vida.