jueves, 27 de agosto de 2015

Iglesia de Satán Historia: Endeavors Diabolical

Dentro de un año y medio de su creación, la Iglesia de Satanás había sido el centro de tres sensaciones medios de comunicación independientes que salpicaban titulares de primera plana en todo el mundo. El primero de ellos fue el matrimonio de dos de los miembros prominentes de LaVey el 1 de febrero de 1967. John Raymond, un periodista político radical y Judith Case, New York hija de la alta sociedad de un abogado muy conocido, pidieron LaVey, su Sumo Sacerdote, para oficiar en su ceremonia de boda, bendecir su unión en nombre de Satanás.

Se corrió la voz y en el día de la ceremonia, los periódicos desde California a Europa tenía más reporteros y fotógrafos que cualquier evento desde la apertura del Puente Golden Gate crowding la Cámara Negro para presenciar esta blasfemia suprema. Hubo una turba de tal manera que la policía tuvo que acordonar la zona. Joe Rosenthal, quien tomó la foto inmortal de marines izando la bandera en Iwo Jima durante la Segunda Guerra Mundial, fue asignado a fotografiar las malas acciones para el San Francisco Chronicle. El LA Times, entre otros periódicos importantes, dedicó cuatro columnas en la parte superior de su portada a uno de los cuadros de Rosenthal de la boda. La mayor parte de las historias que acompañan detuvieron en el altar desnudo femenino, la matriz de las personalidades presentes, y Togare, el león de Nubia, rugiendo de alguna parte más interior de la casa. La prensa estaba encantado. Ellos llamaron LaVey "El Papa Negro" y clamaron por entrevistas. Mientras que muchos de los primeros artículos fueron publicados en revistas debido a los altares desnudos de los hombres, revistas de corriente principal saltaron a la palestra también. Finalmente todas las principales revistas estaban haciendo historias de portada en profundidad sobre la creciente ola de satanismo.

[La Prensa] apodado LaVey "El Papa Negro" y clamabanpara las entrevistas ".

Los rituales para el primer año estaban destinados en gran parte como blasfemias catárticos contra el cristianismo. Muchos de los elementos eran consistentes con los informes de la adoración satánica de los famosos escritos de diabolistas, tales como la descripción en de Joris-Karl Huysman La Bas (traducido al Inglés como abajo allí). Un altar desnudo femenino siempre se utilizó, la música de acompañamiento fue una serie de corrupciones de los himnos de la iglesia, la cruz fue al revés, la Oración del Señor se recitaba al revés, obleas santos simulacros fueron consagrados por la inserción en la vagina de una mujer desnuda, se utilizó el whisky en lugar de vino por la sangre de Cristo, el agua bendita fue sustituido con el líquido seminal en la leche, y los nombres de las deidades infernales se invoca en lugar del Dios cristiano. Era demasiado para algunos cristianos no practicantes de estar en pie. Algunos podrían asistir por curiosidad, sólo para encontrar eustress gire rápidamente a la angustia, se apresuran a casa y cavar sus cruces para protegerlos de los demonios que habían enfrentan.

Después de un rato LaVey se cansó de simplemente burlándose cristianismo y decidió trabajar hasta los rituales que sería blasfemo positivo y emocionante. "Me di cuenta que había una zona gris conjunto entre la psiquiatría y la religión que había sido en gran parte sin explotar", dijo LaVey. Vio el potencial para el ritual de grupo utilizado como una poderosa combinación de psicodrama y la dirección psíquica. En lugar de simplemente tirar de la energía bio-eléctrica y liberar a disiparse en los éteres circundantes, que la energía podría estructurarse, en forma, y ​​dirigido a lograr un objetivo específico. No quería hacer trucos de salón, pero verdadera, la magia aplicada.

LaVey decidió que el mundo estaba listo ahora para el primer bautismo público satánica. Las personas se verían obligados a ver que el satanismo no está bebiendo la sangre de los bebés y sacrificar animales pequeños. Él declaró: "En lugar de limpiar el hijo del pecado original, como en el bautismo cristiano imponer culpabilidad injustificada, vamos a glorificar a sus instintos naturales e intensificar su pasión por la vida." ¿Quién mejor para ser bautizado en tal ceremonia pública que LaVey propia de tres hija años de edad, Zeena? Con su pelo rubio suave y sonrisa encantadora, ella cautivó a un niño a la prensa, tales angelical que ser dedicado al diablo. Mientras que muchas organizaciones cristianas y otros "ciudadanos preocupados" se indignaron ante el espectáculo, era poco lo que podían hacer. Hoy en día, LaVey probablemente habría sido acusado de abuso infantil satánica-no había vías legales para este tipo de histeria religiosa en 1967.

Una fecha para el bautismo de Zeena se fijó para el mes de mayo. Los fotógrafos comenzaron a aparecer a las 6 de la mañana, a pesar de que la ceremonia no se iniciaría durante otras 15 horas. Uno de los miembros de la Iglesia, de supervivencia Kurt Saxon, diseñado y hecho un amuleto especial para Zeena para la ocasión. Fue un Baphomet colorido con un cono de helado, caramelo con palo, y otras cosas que una niña le gustaría incluir en el círculo. Su madre le vistió con una túnica con capucha de color rojo brillante y la sentó en el borde del altar, mientras que los fotógrafos de Nueva York a Roma rompieron lejos.



LaVey recitó una impresionante invocación, más tarde adaptada para su inclusión en los rituales satánicos:

"En el nombre de Satanás, Lucifer ... Bienvenidos una nueva amante, Zeena, criatura de la luz mágica de éxtasis ... Bienvenidos a nuestra empresa; el camino de la oscuridad te da la bienvenida. No tengáis miedo. Por encima de que Satanás Heaves su mayor hacia el cielo de sorpresa y hace un dosel de grandes alas negras ... Pequeña bruja, mago más natural y verdadera, sus pequeñas manos tienen el poder para tirar abajo el Cielo y desde ella construir monumentos a su propia indulgencia dulce. Tu poder te hace amo del mundo de los hombres asustados, acobardados y sentimiento de culpa. Y así, en el nombre de Satanás, nos pusimos los pies en el sendero de la izquierda ... Zeena le bautizamos con la tierra y el aire, con salmuera y se llama ardiente. Y así nos dedicamos su vida al amor, a la pasión, a la indulgencia, y Satanás, y el camino de la oscuridad. Hail Zeena! ¡Viva Satanás! "

Toda la ceremonia fue diseñado para deleitar al niño, darle la bienvenida con vistas y olores que eran placenteras para ella. A diferencia del método cristiano de dunking ya asustó a los niños en el agua para bautizarlos, Zeena sentó alegremente chicle todo el ritual, disfrutando de la atención que recibía de admiradores y la prensa.

En diciembre del mismo año, Anton fue abordado por la señora Edward Olsen quien quería que el sumo sacerdote para llevar a cabo el funeral de su marido recientemente fallecido, un hombre de la Marina muerto en un accidente de tráfico cerca de la estación de La isla del tesoro de San Francisco. Tanto ella como Edward Olsen se había convertido en miembros de la Iglesia de Satán, a pesar de su educación orientada a Bautista y su pertenencia a principios de Juventud para Cristo. Cuando había entrado la Armada, visto más del mundo y se casó con una morena sexy, se dio cuenta de satanismo era una manera más realista de la vida. "Creía en esta iglesia", dijo la señora, Olsen, "y es en esta iglesia que él hubiera querido su funeral."

Aunque los oficiales de la Marina eran un poco desconcertado, estuvieron de acuerdo con las instrucciones del Pat Olsen sin mucha discusión, teniendo en cuenta que es su deber cumplir con la última petición del señor Olsen con dignidad. Había una guardia de honor en cromo con casco en la asistencia a la ceremonia, de pie rígidamente en posición de firmes junto a las brujas vestidos de negro y brujos que llevan sus medallones Baphomet. Los marineros realizaron una bandera de Estados Unidos sobre el ataúd, mientras LaVey recitó un elogio destacando el compromiso de Edward a la vida en la elección de caminar camino del Diablo. Para finalizar el funeral, el guardia de la marina de guerra disparó tres salvas con sus fusiles, y un músico Armada jugó grifos después de los dolientes gritaron: "¡Salve Satanás!" Y "¡Salve Edward!"

Los marineros realizaron una bandera de Estados Unidos sobre el ataúd, mientras LaVey recitó
un elogio destacando el compromiso de Edward a la vida en la elección
caminar camino del Diablo ".
A pesar de que el arzobispo de San Francisco estaba molesto por todo el asunto, enviando de inmediato una carta indignada al presidente Johnson, la mayor parte de San Francisco, incluidos funcionarios navales, sintió Olsen debe recibir la misma consideración que cualquier otro hombre de la Marina. La respuesta de la Casa Blanca fue en realidad bastante fortuita para la viuda y su hijo pequeño. Olsen, una tercera clase-maquinista reparador se refirió erróneamente por asesores de la Casa Blanca como "suboficial." La señora Olsen fue capaz de usar esas cartas para presentar una reclamación por un ascenso póstumo por su marido y recibir prestaciones de supervivencia superiores " . LaVey acredita "intervención demoníaca" para la buena fortuna de la señora Olsen. Debido al fuerte aumento de los satanistas declarados en las fuerzas armadas, el satanismo no tardó perfila como una religión reconocida en el Manual del capellán de las Fuerzas Armadas, donde permanece hoy en día, la descripción actualizada cada pocos años por la Iglesia de Satán.

Además de las ceremonias semanales, Anton realizó Talleres brujas 'y varios seminarios que atrajeron a notables personalidades de arriba y abajo de la costa de California. Jayne Mansfield, la bomba rubia sexy dulce famoso por sus impresionantes medidas y grito orgásmico, insistió en reunirse el Papa Negro. LaVey y Mansfield cayeron bien inmediatamente, cada uno cumpliendo una necesidad diabólica en la otra. Jayne se convirtió en pasión obsesionado con Anton, llamándolo varias veces al día desde donde viajó, con el tiempo de solicitar una licencia de conducir sólo para ser capaz de conducir a San Francisco sin escolta por su persistente ubicua abogado / novio, Sam Brody. El compromiso de Jayne a LaVey y su dedicación a la filosofía satánica, continuaron hasta su muerte en junio de 1967. El accidente de auto murió en también mató a Sam Brody, que LaVey había maldecido formalmente en respuesta a las amenazas y los intentos de desacreditar LaVey celosos de Brody.

La noche de la muerte de Mansfield, LaVey había estado mandando un Iglesia de Satanás de la noticia de la revista alemana Bild-Zeitung. Cuando se dio la partida a pegarlo en el libro prensa, LaVey se sorprendió al ver que se había cortado inadvertidamente una foto de Jayne en el lado opuesto de la página, justo al otro lado del cuello. Quince minutos más tarde, un periodista de la oficina de Nueva Orleans Associated Press llamó a Anton para obtener su reacción al trágico accidente. Jayne había sido prácticamente decapitada cuando fue lanzado a través del parabrisas del coche.

Rituales Madness, ritos de fertilidad, rituales de destrucción, rituales Shibboleth y psicodramas en forma de misas negras fueron ideados para que el público participe y ser entretenido por cada noche de viernes. El primer período de rituales no era un momento de juegos o trapacería, sino de desarrollo necesario, el crecimiento y la experimentación, así como la generación de un pool de energía concentrada para sacar de en experimentos posteriores.

miércoles, 26 de agosto de 2015

Ritual para una Boda Satanista

INTRODUCCIÓN

"Un buen matrimonio es la que permite el cambio y el crecimiento en los individuos y en la manera de expresar su amor." - Pearl Buck

"Todos los matrimonios deben aprender el arte de la batalla, ya que deben aprender el arte de hacer el amor buena batalla es objetiva y honesto -.. Nunca vicioso o tratos crueles buena batalla es sana y constructiva, y trae a un matrimonio al principio de igualdad de asociación. " - Ann Landers

"El matrimonio es como una cuenta bancaria. Te lo pones en, lo sacas, se pierde el interés." - Irwin Corey

La ceremonia del matrimonio no es simplemente un contrato social; es un proceso mágico, un cruce de hilos en el tejido del destino. Muchas hebras traer la pareja y sus familias unidas y hacer girar sus vidas en una tela que se teje en sus hijos.

Los rituales se llevan a cabo para lograr el cambio, mientras que las ceremonias se emplean para sostener. Ambas partes, por ser de mente sana, acuerdan suscribir el presente ceremonial de unión por su libre albedrío. Relaciones como éstas están destinadas a durar toda la vida, por lo tanto, el propósito es hacer que la separación difícil. Instamos enérgicamente a considerar esta acción en serio, grave en serio! Para citar Padre Nate Leved, "Este tipo de acuerdos a largo plazo fueron muy bien hace un siglo, cuando el promedio de vida era de cuarenta años si la suerte, pero ahora que la gente está viviendo ochenta o más años, este tipo de acuerdos a largo plazo deben considerarse doblemente bien . Considere que si usted es una veintena de años, es posible que tenga que soportar unos a otros para el próximo medio siglo o más ".

El siguiente texto proporciona un esquema - cambios situacionales y adaptaciones son permisibles. El sacerdote puede ser hombre o mujer.




CEREMONIA DE LA BODA

El altar y la sala está iluminada por una docena de velas negras. Una vela roja se sienta en el altar, también incienso, campana o gong, uno cáliz de plata, una espada corta (o daga), una bola de cristal (o piedra), anillos de boda y la longitud del cable. Una placa Baphomet cuelga en la pared detrás del altar en la pared oeste.

La novia y el novio se vestían o desnudaban, de acuerdo con sus deseos. Un amuleto Baphomet se lleva alrededor del cuello. Una selección de música deberá ser acordada por la novia y el novio y jugó en el fondo como novia y ensambla los huéspedes entran.

El novio se encuentra al lado del mejor hombre a la derecha, cerca del altar. Antes de la novia y el que le regala viene abajo de la isla, tendrá lugar la procesión habitual de criadas de la novia, ujieres, floristas, etc. El sacerdote se coloca delante del altar, frente a la congregación. Cuando la ceremonia está a punto de comenzar, el diácono (o el mejor hombre) golpea el gong (o anillos de la campana hacia el conjunto) tres veces (lentamente).

SACERDOTE: In Nomine Dei Nostri Satanas Luciferi Excelsi! En el nombre de Satanás, hago un llamamiento a las fuerzas de la oscuridad y el poder infernal dentro! Consagrar este lugar con el poder, el amor y la luz de Lucifer. Únete con nosotros, que decimos en la unión de estos dos que serán como una sola. Ellos desean hacer su unión una cuestión de registro, para que sus amigos y la sociedad en que viven pueden dar testimonio y dar apoyo.

Diana y Adonis, Ishtar y Tamuz, Freya y Odín ... por estos y otros nombres son amantes divinos conocidos. Invito a los dioses a venir bendiga esta unión como invocamos los nombres infernales: Amon, Astaroth, Ishtar, la estopa, Lilith, Pan, Asmodeo, Thoth. (la congregación puede repetir cada nombre que se habla)

[SACERDOTE toma la vela roja del altar y lo eleva hacia el sur.] Pedimos al elemento del fuego para que nos sirven, porque somos Satanás! Flame la pasión de (nombre de la novia) y (nombre del novio) y los llene de todo el ardor que consume y la lujuria por los demás!

[SACERDOTE ocupa incienso del altar y lo eleva hacia el este.] Pedimos al elemento del aire para venir a servir, porque somos Lucifer! Flujos de Conciencia, una a la otra, por lo que esta pareja puede compartir una sabiduría mutuo y visión unificada.

[SACERDOTE ocupa el cristal del altar y lo eleva hacia el norte.] Pedimos al elemento de la tierra que nos sirven, porque somos Belial! Tu fuerza y ​​constancia deberán mantenerlos juntos, siempre y cuando ambos vivan.

[SACERDOTE ocupa un cáliz lleno de vino del altar y lo eleva hacia el oeste.] Pedimos al elemento del agua para que nos sirven, porque somos Leviatán! Grant (nombre de la novia) y (nombre del novio) las cualidades de serenidad y paciencia y un amor tan profundo como el océano.

Escúchenme, ustedes los vigilantes que acechan en la oscuridad. Sea consciente de los amantes de este tipo y proporcionarles un bastión de consuelo y protección.

La novia y el novio, hasta este momento en que han sido separados de pensamiento, palabra y acción. Como este cordón une sus manos, también lo hacen sus vidas se vuelven a unir. [SACERDOTE ocupa el cable desde el altar y los lazos juntos NOVIO izquierda y la mano derecha de la novia.]

(nombre de la novia), usted trae la energía de BABALON; sin límites, oscuro, intuitivo, y suave. Envido se mezclan estas energías con (nombre del novio) para hacer sus vidas juntos conjunto. Tome este cáliz como símbolo de su amor. [SACERDOTE toma el cáliz del altar y lo pone en la mano izquierda de la novia.]

(nombre del novio), usted trae la energía de Satanás; expansiva, brillante, lógico y duro. Envido se mezclan estas energías con (nombre de la novia) para hacer sus vidas juntos conjunto. Maneja esta espada como símbolo de su amor. [SACERDOTE toma la espada corta del altar y lo coloca en la mano derecha la del novio.]

NOVIO: Prometo mi espada, como me comprometo mi alma, siempre a su servicio. ¿Te gusta esta hoja de mi amor por ti va a ser fuerte y duradera, por lo que nuestras vidas juntos siempre estarán protegidos. Acéptalo, amada mía, y con él todo lo que es mío convierte en el suyo. Incluso si nuestros caminos deben divergir tarde, sin embargo, yo siempre seré tu amigo de verdad, para amarte y prestarle ayuda y protección. Por semilla y raíz, por Bud y tallo, mediante hojas y flores y fruta, por la vida y el amor, en el nombre de Satanás, yo, (nombre del novio), llevaré, (nombre de la novia), a mi lado, mi corazón, y mi espíritu.

NOVIA: Me comprometo este cáliz, como yo comprometo mi alma, siempre a su servicio. A partir de esta copa, mi amor por ti va a derramar para que nuestras vidas juntos serán nutridos. Acéptalo, amado mío, y con él todo lo que es mío también se convierte en el suyo. Incluso si nuestros caminos deben divergir tarde, sin embargo, yo siempre seré tu amigo de verdad, para amarte y prestarle ayuda y protección. Por semilla y raíz, por Bud y tallo, mediante hojas y flores y fruta, por la vida y el amor, en el nombre de Babalon, yo, (nombre de la novia), llevaré, (nombre del novio), a mi lado, mi corazón, y mi espíritu.

[NOVIO sumerge la hoja en el cáliz.]

SACERDOTE: BABALON y SATANÁS, femenino y masculino, oscuro y claro ... no tiene sentido sin la otra, pero a través de su interacción eterna nace el universo.

[SACERDOTE toma la hoja y el cáliz y los pone en el altar.]

Este vínculo que dibujo entre usted; cuando se separan en mente o el cuerpo, habrá una llamada en el núcleo de ustedes, una a la otra, a la que nada ni nadie más va a responder. Por los secretos de la tierra y el agua es este vínculo tejida, irrompible, irrevocable. Por la ley que creó el fuego y el viento es este vínculo escrito en sus almas. [SACERDOTE desata la cuerda que une NOVIA y NOVIO manos y lo coloca en el altar. SACERDOTE toma los anillos de pareja.]

Sus promesas se han hecho antes de que sus amigos, las fuerzas de la oscuridad y todos los dioses de la fosa. Estos anillos, al igual que sus votos, son sin principio ni fin. Ellos son la representación física de sus promesas a los espíritus de los demás.

[NOVIA toma el anillo del novio y la coloca en su dedo. NOVIO toma anillo NOVIA y lo coloca en su dedo.]

Por encima de que son las estrellas, a continuación son las piedras. A medida que pasa el tiempo, recuerda - como una estrella debe su amor sea constante, al igual que la tierra debe ser firme su amor. No tengas miedo y dejar que no las formas o palabras de los no iluminados damos inquietud, porque Satanás está con ustedes, ahora y siempre! Yo os declaro marido y mujer. El trabajo de la alegría se hace y ha empezado!

[Novia y el novio beso.]

SACERDOTE: HAIL (nombre de la novia)!

CONGREGACIÓN: HAIL (nombre de la novia)!

SACERDOTE: HAIL (nombre del novio)!

CONGREGACIÓN: HAIL (nombre del novio)!

SACERDOTE: HAIL SATAN!

CONGREGACIÓN: HAIL SATAN!

[DIACONO (o MEJOR HOMBRE) golpea el gong (o toca el timbre) una vez. Las velas se apagaron.]

FIN DE CEREMONIA

martes, 25 de agosto de 2015

¿Por qué no evolucionaron todos los primates en humanos?

Algunos dirán, “qué buena pregunta”. Otros, “qué pregunta estúpida”. Es que, no es raro que entre los que saben mucho se piense que los que no saben tanto son estúpidos. Pero, vayamos a la pregunta. ¿Por qué no evolucionaron todos los primares en humanos? La pregunta, que he escuchado y leído mucho, parte de un error: que los humanos con como lo más alto en una escalera a la fama, y que son lo mejor que puede aportar la evolución. Así que, ¿cómo es que no todos los primatesterminan llegando al escalón de la fama?







Otro error inmiscuido en la pregunta es que se suele cree que los humanosevolucionamos a partir de los simios como los chimpancés. Pero lo cierto, es que todos los primates somos especies modernas, los humanos somos la única especie viva del género Homo, los chimpancés en realidad son dos especies distintas del género Pan, están los Pan troglodytes (chimpancé común) y Pan paniscus (bonobo o chimpancé pigmeo). Los chimpancés son los animales actuales más cercanos a nosotros. Compartimos un ancestro común que vivió hace unos 7 millones de años. A partir de ese primate partieron dos caminos evolutivos, dos estrategias que cambiaron por completo la anatomía de ese primate. Una de las líneas explotó un ambiente abierto, las sabanas africanas de aquél entonces, que llevaron hacia el camino del bipedismo. Estos fueron los homínidos, primates que caminaban en dos patas, de los cuales sólo nuestra especie ha sobrevivido a la actualidad. El otro camino evolutivo, fue uno más adaptado a la vida arbórea, y que derivó en los chimpancé.


El hombre no es lo más alto de la escala evolutiva. Un chimpancé está perfectamente adaptado a su entorno, no tiene fallas evolutivas. Nosotros, nos adaptamos a otro tipo de ambiente. Fue recién gracias a la tecnología y a la cultura que logramos conquistar otros ambientes no tan propicios para nosotros. Decir que estamos más evolucionados es un error, y un desconocimiento de cómo es que funciona laevolución y la selección natural. El chimpancé está mejor adaptado a su entorno que nosotros, y nosotros estamos mejor adaptados a nuestro entorno que ellos, pero no por eso uno es mejor que el otro. Prueben a ver cuánto viven desnudo en el corazón del Congo, y me cuentan que tan mejores son que un chimpancé.


La evolución no significa progreso, no es un camino de escalada social. Evolución es cambio, cambio al azar. La selección natural puede o no favorecer ciertos rasgos que aparecen, que si son beneficiosos se esparcirán por toda la población. El que una mutación sea seleccionada dependerá de si aporta un beneficio para la reproducción y la supervivencia del organismo. Una familia humana, separada del resto de la sociedad, abandonada a sus buenas en el medio del Congo, no es muy probable que sobreviva, y si lo hace, será utilizando estrategias similares a la de los chimpancés. Del mismo modo, un chimpancé abandonado en una gran ciudad, intentará sobrevivir como un humano que no tiene acceso al sistema, es decir un vagabundo, escarbando en la basura en busca de comida.


La evolución es un proceso de prueba y error, y las especies que viven actualmente son el resultado de millones de años de evolución, los demás primates no son menos evolucionados por no ser humanos, son el resultado de la evolución, del mismo modo que nosotros. Ellos siguen allí donde están porque la evolución los ha predispuesto a una adaptación exitosa a su medio ambiente, que siguió un camino totalmente diferente al nuestro. Nunca serán humanos, serán otra cosa, en el futuro, del mismo modo que nosotros seremos otra cosa.

domingo, 16 de agosto de 2015

Grupo para compartir de manera libre.
















Bien un pequeño espacio para invitarles al grupo de Facebook del Templo de Satan, les invitamos a unirse y agrandar el grupo y la pagina para poder conversar y debatir de manera mas personal y ser parte del proyecto y comunidad, ya seas de El Salvador o de cualquier pais eres bienvenido. el grupo esta nuevo, no tenemos realmente ningun aporte pero, puedes entrar y publicar lo que os apetezca pero que no salga del contexto.


Grupo: https://www.facebook.com/groups/templodesatanoficialelsalvador/

Pagina: https://www.facebook.com/templodesatan.sv

martes, 11 de agosto de 2015

Ateísmo judío



El ateísmo judío se refiere a las personas que siendo étnica y culturalmente judías, han abandonado su creencia en Dios sin abandonar su identidad judía ni desvincularse del pueblo judío.


Concepto

El término no es contradictorio, ya que la judeidad tiene componentes étnicos y culturales además de religiosos. Las autoridades rabínicas (ortodoxos judíos) definen tradicionalmente la pertenencia al pueblo judío biológicamente a través de la descendencia matrilineal, sin tener en cuenta los actos ni las creencias; incluso las instituciones reformistas, reconstruccionistas y laicas consideran judío a cualquiera cuya madre sea judía. Maimonides basaba esa pertenencia en el cumplimiento obligatorio de trece credos, que definían la identidad judía en torno a creencias religiosas. Muchos pensadores modernos, en particular teólogosliberales, afirman que la Ley judía primitiva no atribuía una importancia tan preponderante a la creencia en Dios, y que enfatizaba más los actos y la conducta. Dado que el dogma religioso no fue formulado y establecido hasta la Edad Media, habría corrompido al judaísmo auténtico.

El ateísmo judío contemporáneo se nutre del humanismo ilustrado de la Haskalá, un movimiento judío no teísta que se desarrolló a finales del siglo XVIII y durante el siglo XIX.
Organizaciones ateas judías

Hay una larga tradición de organizaciones judías ateas y laicas, desde la Unión General de Trabajadores Judíos de Lituania, Polonia y Rusia a principios del siglo XX hasta la reciente Sociedad para el Judaísmo Humanista en los Estados Unidos y en Canadá.

Muchos ateos judíos se sienten integrados en algunas ramas del judaísmo, como los judíos reformados, los judíos conservadores y reconstruccionistas. Resulta menos contradictorio de lo que parece, dado el énfasis del judaísmo en la práctica más que en la creencia, lo que incluye guías que sugieren que la creencia en Dios no es un prerrequisito necesario para la observancia de las leyes judías.

En cualquier caso, aunque estas ramas del judaísmo cuentan con ateos y agnósticos entre sus miembros, la presencia de congregaciones enteras que exponen su ateísmo resulta problemática en la práctica fuera de la Sociedad para el Judaísmo Humanista. El movimiento reformista, por ejemplo, rechaza que se afiliensinagogas que hayan eliminado toda referencia a Dios en su liturgia.



¿Qué relación racial puede existir entre un judío subsahariano y un judío europeo?

Está claro que los dos no son del mismo grupo racial, pues uno es de raza negra y el otro de raza blanca, así que no puede existir ningún tipo de conexión étnica, ya que ni la lengua es similar.

¿Entonces?

Al afirmar que se puede ser judío y ateo, se está hablando de que el judío no es solo una persona religiosa, ya que puede no serlo pero no por ello va a dejar de ser judío.

¿Se aplica esto al cristianismo?

Ateísmo Cristiano


El ateísmo de valores cristianos o ateísmo cristiano es una ideología que rechaza al Dios del cristianismo, pero sigue las enseñanzas de Jesús. En la misma, las historias de Jesús están relacionadas con la vida moderna, pero no deben ser tomadas literalmente mientras que Dios es solamente un símbolo.

“El Ateísmo judío se refiere a las personas étnicamente judías” pero “El Ateísmo cristiano es una ideología”…

Por otro lado:

Los ateos musulmanes son grupos de personas a título individualagnósticas, ateas o que no siguen las observaciones religiosas pero se identifican con la cultura musulmana debido al entorno familiar, experiencias personales o miedo a castigo por apostasía.

Algún día escribiré sobre el odio contra los musulmanes que se trasmite desde muchísimos medios. De momento, ahí lo dejo.

Los actos obsesivos y las prácticas religiosas – Sigmund Freud





No soy seguramente el primero en haber advertido la analogía entre los llamados actos obsesivos de los neuróticos y las prácticas devotas con las que el creyente atestigua su piedad. Prueba de ello es el nombre de «ceremoniales» dado a algunos de tales actos obsesivos. Pero, a mi juicio, tal analogía no es meramente superficial; y así, basándonos en el conocimiento de la génesis del ceremonial neurótico, podemos arriesgar algunas conclusiones, por analogía, sobre los procesos psíquicos de la vida religiosa.


Las personas que realizan actos obsesivos o desarrollan un ceremonial pertenecen, junto con aquellas que sufren de representaciones o impulsos obsesivos, a una unidad clínica especial, designada habitualmente con el nombre de «neurosis obsesiva». Mas no ha de pretenderse derivar de tal denominación la peculiaridad de esta dolencia, pues en rigor también otros distintos fenómenos psicopatológicos presentan el llamado «carácter obsesivo». En lugar de una definición hemos de ofrecer aún, por ahora, el conocimiento detallado de dichos estados, ya que no se ha logrado todavía descubrir el carácter distintivo de la neurosis obsesiva, el cual yace probablemente en estratos muy profundos, aun cuando su existencia parece evidenciarse en todas las manifestaciones de la enfermedad.

El ceremonial neurótico consiste en pequeños manejos, adiciones, restricciones y arreglos puestos en práctica, siempre en la misma forma o con modificaciones regulares, en la ejecución de determinados actos de la vida cotidiana. Tales manejos nos producen la impresión de meras «formalidades» y nos parecen faltos de toda significación. Así, aparecen también a los ojos del enfermo, el cual se muestra, sin embargo, incapaz de suspender su ejecución, pues toda infracción del ceremonial es castigada con una angustia intolerable que le obliga en el acto a rectificar y a desarrollarlo al pie de la letra. Tan nimias como los actos ceremoniales mismos son las situaciones y las actividades que el ceremonial complica dificulta y retrasa, por ejemplo, el vestirse y el desnudarse, el acostarse y la satisfacción de las necesidades somáticas. El desarrollo de un ceremonial puede describirse exponiendo aquella serie de leyes no escritas a las que se adapta fielmente. Veamos, por ejemplo, un ceremonial concomitante con el acto de acostarse: el sujeto ha de colocar la silla en una posición determinada al lado de la cama y ha de poner encima de ella sus vestidos, doblados en determinada forma y según cierto orden; tiene que remeter la colcha por la parte de los pies y estirar perfectamente las sábanas; luego ha de colocar las almohadas en determinada posición y adoptar él mismo, al echarse, una cierta postura; sólo entonces podrá disponerse a conciliar el sueño. En los casos leves, el ceremonial parece tan sólo la exageración de un orden habitual y justificado. Pero la extremada minuciosidad de su ejecución y la angustia que trae consigo su omisión dan al ceremonial un carácter de «acto sagrado». Por lo general el sujeto soporta mal cualquier postergación del mismo y excluye la presencia de otras personas durante su ejecución. Toda actividad puede convertirse en acto obsesivo, en el más amplio sentido, cuando resulta complicada por pequeñas adiciones o adquiere un ritmo constante por medio de pausas y repeticiones. No se esperará hallar una delimitación precisa entre el «ceremonial» y los «actos obsesivos». En su mayor parte, los actos obsesivos proceden de un ceremonial. Con ambos forman el contenido de la enfermedad las prohibiciones y los impedimentos (abulias), que, en realidad, no hacen más que continuar la obra de los actos obsesivos en cuanto hay cosas que el paciente encuentra prohibitivo hacer y otras que sólo ateniéndose a un ceremonial prescrito puede ejecutar.

Es singular que tanto la obsesión como las prohibiciones (tener que hacer lo uno, no debe hacer lo otro) recaigan tan solo, al principio, sobre las actividades solitarias del hombre y dejen intacta, a través de muchos años, su conducta social, circunstancia por la que estos enfermos pueden considerar durante mucho tiempo su enfermedad como un asunto estrictamente particular y ocultarlo totalmente. Así, el número de personas que padecen estas formas de neurosis obsesivas es mucho mayor del que llega a conocimiento de los médicos. La ocultación se hace, además, más fácil a muchos enfermos, por cuanto son perfectamente capaces de cumplir sus deberes sociales durante una parte del día, después que han consagrado, en soledad, un cierto número de horas a sus misteriosos manejos. No es difícil apreciar en qué consiste la analogía del ceremonial neurótico con los actos sagrados del rito religioso. Consiste en el temor que surge en la conciencia en caso de omisión, en la exclusión total de toda otra actividad (prohibición de la perturbación) y en la concienzuda minuciosidad de la ejecución. Pero también son evidentes las diferencias, algunas de las cuales resaltan con tal fuerza, que hacen sacrílega la comparación. Así son en su gran diversidad individual los actos ceremoniales frente a la estereotipia del rito y el carácter privado de los mismos frente a la publicidad y la comunidad de las prácticas religiosas. Pero sobre todo el hecho de que los detalles del ceremonial religioso tienen un sentido y una significación simbólica la diferencia de los del ceremonial neurótico, que parecen insensatos y absurdos. La neurosis obsesiva representa en este punto una caricatura, a medias cómica y triste a medias, de una religión privada. Sin embargo, precisamente esta diferencia decisiva entre el ceremonial neurótico y el ceremonial religioso desaparece en cuanto la técnica de investigación psicoanalítica nos facilita la comprensión de los actos obsesivos. Esta investigación desvanece por completo la apariencia de que los actos obsesivos son insensatos y absurdos y nos revela el fundamento de tal apariencia. Averiguamos que los actos obsesivos entrañan en sí y en todos sus detalles un sentido, se hallan al servicio de importantes intereses de la personalidad y dan expresión y vivencias cuyo efecto perdura en la misma y a pensamientos cargados de afectos. Y esto de dos maneras distintas: como representaciones directas o como representaciones simbólicas, debiendo, por tanto, ser interpretadas históricamente en el primer caso y simbólicamente en el segundo. Expondremos algunos ejemplos destinados a ilustrar esta afirmación. A las personas familiarizadas ya con los resultados de la investigación psicoanalítica de las psiconeurosis no les sorprenderá leer que lo representado por medio de los actos obsesivos o el ceremonial se derivan de la experiencia más íntima del sujeto, sobre todo de su experiencia sexual.


a) Una joven, sometida a observación por mí, padecía la obsesión de dar varias vueltas con la palangana llena en las manos inmediatamente después de lavarse. La significación de este acto ceremonial yacía en el proverbio según el cual no se debe tirar el agua sucia antes de tener otra limpia. El acto tenía por objeto amonestar a una hermana suya y retenerla de separarse de su marido, poco grato, antes de haber entablado relaciones con otro hombre mejor.

b) Una mujer que vivía separada de su marido obedecía en sus comidas a la obsesión de dejar lo mejor. Así, de un pedazo de carne asada tomaba tan sólo los bordes. Esta renuncia quedó explicada por la fecha de su misma génesis. Había surgido, en efecto, al día siguiente de haber notificado a su marido la separación de cuerpos; esto es, de haber renunciado a lo mejor.

c) Esta misma paciente no podía sentarse más que en un sillón determinado y le costaba mucho trabajo levantarse de él. El sillón era para ella, a causa de ciertos detalles de su vida conyugal, un símbolo de su marido, al cual se mantenía fiel.


Como explicación de su obsesión halló la frase siguiente:
{¡Es tan difícil separarse de algo (hombre, sillón) en el que ha estado una sentada!}


d) También solía repetir, durante un cierto tiempo, un acto obsesivo, especialmente singular y absurdo. Iba de un cuarto a otro en cuyo centro había una mesa, disponía de cierto modo el tapete que la cubría, llamaba a la criada, arreglándoselas de manera que se acercara a la mesa, y la despedía luego con una orden cualquiera. En sus esfuerzos para explicar esta obsesión se le ocurrió que el tapete de la mesa tenía una mancha de color subido, y que ella lo colocaba todas las veces de tal modo, que la criada lo viera necesariamente. Todo ello era la reproducción de una vivencia de su historia conyugal que había planteado ulteriormente un problema a su pensamiento. Su marido había sufrido en la noche de bodas un percance que no es, por cierto, nada raro. Se había encontrado impotente y «había venido varias veces, en el transcurso de la noche, desde su cuarto al de ella» para renovar sus tentativas de consumar el matrimonio. Por la mañana manifestó su temor de que la camarera del hotel sospechara, al hacer las camas, lo que le había ocurrido, y para evitarlo, cogió un frasquito de tinta roja y vertió parte de su contenido en la sábana; pero tan torpemente, que la mancha encarnada quedó en un lugar poco apropiado para su propósito. La paciente jugaba, pues, a la noche de novios con su acto obsesivo. La mesa y la cama fueron conjuntamente el símbolo del matrimonio.

e) Otra de sus obsesiones, la de apuntar el número de los billetes de Banco antes de desprenderse de ellos, tenía también una explicación histórica. En la época en que abrigaba ya el propósito de separarse de su marido si encontraba otro hombre más digno de su confianza, se dejó hacer la corte, durante su estancia en un balneario, por un señor que le agradaba, pero del que no sabía con seguridad si estaría dispuesto a casarse con ella.

Un día, no teniendo dinero suelto, le pidió que le cambiara una moneda de cinco coronas. Así lo hizo él y manifestó galantemente que no se desprendería ya jamás de aquella moneda que había pasado por sus bellas manos. En ocasiones sucesivas se sintió esta señora tentada de pedirle que le enseñara la moneda como para convencerse de que podía dar crédito a sus galanterías. Pero no lo hizo pensando razonablemente en la imposibilidad de distinguir entre sí monedas del mismo valor.

La duda permaneció, pues, en pie y dejó tras de sí la obsesión de apuntar los números de los billetes de Banco, por los cuales se distingue individualmente cada billete de los demás de igual valor.

Estos pocos ejemplos, extraídos de la copiosísima colección por mí reunida, tienden a explicar exclusivamente la tesis de que los actos obsesivos entrañan, en todos sus detalles, un sentido y son susceptibles de interpretación. Lo mismo puede afirmarse del ceremonial propiamente dicho, pero la demostración exigía mayor espacio. No se me oculta en modo alguno hasta qué punto la explicación de los actos obsesivos parece alejarnos del círculo de ideas de tipo religioso. Entre las condiciones de la enfermedad figura la de que la persona que obedece a la obsesión realice los actos correspondientes sin conocer la significación de los mismos, por lo menos su significación capital. Sólo el tratamiento psicoanalítico hace surgir en su conciencia el sentido del acto obsesivo y los motivos impulsores. Decimos, por tanto, que el acto obsesivo sirve de expresión a motivos y representaciones inconscientes, lo cual parece entrañar una nueva diferencia con respecto a las prácticas religiosas; pero hemos de pensar que también el individuo devoto desarrolla generalmente el ceremonial religioso sin preguntar su significación, en tanto que el sacerdote y el investigador sí conocen, desde luego, el sentido simbólico del rito. Pero los motivos que impulsan a la práctica religiosa son desconocidos a todos los creyentes o quedan representados en su conciencia por motivos secundarios interpuestos.

El análisis de los actos obsesivos nos ha procurado ya un atisbo de la causa de los mismos y de la concatenación de sus motivos. Puede decirse que el sujeto que padece obsesiones y prohibiciones se conduce como si se hallara bajo la soberanía de una conciencia de culpabilidad, de la cual no sabe, desde luego, lo más mínimo. Trátese, pues, de una conciencia inconsciente de culpa, por contradictorios que parecen los términos de semejante expresión. Esta conciencia de culpabilidad tiene su origen en ciertos acontecimientos psíquicos precoces, pero encuentra una renovación constante en la tentación reiterada en cada ocasión reciente y engendra, además, una expectación angustiosa que acecha de continuo una expectación de acontecimientos desgraciados, enlazada, por el concepto del castigo, a la percepción interior de la tentación.

Al principio de la formación del ceremonial, el enfermo tiene aún conciencia de que ha de hacer necesariamente esto o aquello si no quiere que le ocurra una desgracia, y por lo regular, todavía se hace presente a su conciencia cuál es la desgracia temida. La relación, siempre demostrada, entre la ocasión en la que surge la angustia expectante y el contenido con el cual amenaza, se oculta ya al enfermo. Así, pues, el ceremonial se inicia como un acto de defensa o de aseguramiento, como una medida de protección.

A la conciencia de culpabilidad de los neuróticos obsesivos corresponden la convicción de los hombres piadosos de ser, no obstante la piedad, grandes pecadores, y las prácticas devotas (rezos, jaculatorias, etc.), con las que inician sus actividades cotidianas y especialmente toda empresa inhabitual, parece entrañar el valor de medidas de protección y defensa.

Considerando el hecho primero en que se basa la neurosis obsesiva, logramos una visión más profunda de sus mecanismos. Tal hecho es siempre la represión de un impulso instintivo (de un componente del instinto sexual) que se hallaba integrado en la constitución del sujeto; pudo exteriorizarse durante algún tiempo en la vida infantil del mismo y sucumbió luego a la represión. Ésta crea una vigilancia especial de la conciencia, orientada hacia los fines de dicho instinto; pero tal vigilancia, producto psíquico de la reacción al mismo, no se considera segura, sino, muy al contrario, amenazada de continuo por el instinto que acecha en lo inconsciente.

La influencia del instinto reprimido es percibida como tentación, y en el curso mismo del proceso de represión nace la angustia, la cual se apodera del porvenir bajo la forma de angustia expectante. El proceso de represión que conduce a la neurosis obsesiva es, por tanto, un proceso imperfectamente cumplido y que amenaza fracasar cada vez más. Resulta así comparable a un conflicto sin solución, pues son necesarios de continuo nuevos esfuerzos psíquicos para equilibrar la presión constante del instinto.
Los actos ceremoniales y obsesivos nacen así, en parte, como defensa contra la tentación, y en parte, como protección contra la desgracia esperada. Pronto los actos protectores no parecen ya suficientes contra la tentación, y entonces surgen las prohibiciones, encaminadas a alejar la situación en que la tentación se produce. Vemos, pues, que las prohibiciones constituyen a los actos obsesivos, del mismo modo que una fobia está destinada a evitar al sujeto un ataque histérico. Por otra parte, el ceremonial representa la suma de las condiciones bajo las cuales resulta permitido algo distinto, aún no prohibido en absoluto, del mismo modo que la ceremonia nupcial de la Iglesia significa para el creyente el permiso del placer sexual, considerado, si no, como pecado. AI carácter de la neurosis obsesiva, así como al de todas las afecciones análogas, pertenece también el hecho de que sus manifestaciones (sus síntomas, y entre ellos, también los actos obsesivos) llenan las condiciones de una transacción entre los poderes anímicos en pugna. Traen así consigo de nuevo algo de aquel mismo placer que están destinadas a evitar y sirven al instinto reprimido no menos que las instancias que lo reprimen. E incluso sucede que al progresar la enfermedad los actos primitivamente encargados de la defensa van acercándose cada vez más a los actos prohibidos, en los cuales el instinto pudo manifestarse lícitamente en la época infantil.

De estas circunstancias hallaríamos también en los dominios de la vida religiosa lo que sigue: La génesis de la religión parece estar basada igualmente en la renuncia a determinados impulsos instintivos; mas no se trata, como en la neurosis, exclusivamente de componentes sexuales, sino de instintos egoístas, antisociales, aunque también éstos entrañen, por lo general, elementos sexuales. La conciencia de culpabilidad consecutiva a una tentación inextinguible y la angustia expectante bajo la forma de temor al castigo divino se nos ha dado a conocer mucho antes en los dominios religiosos que en los de la neurosis. Quizá a causa de los componentes sexuales entremezclados, o acaso a consecuencia de cualidades generales de los instintos, también en la vida religiosa resulta insuficiente y nunca perfecta la represión de los instintos. Las recaídas en el pecado son incluso más frecuentes en el creyente que en el neurótico y sirven de base a un nuevo orden de actividades religiosas: a los actos de penitencia, cuyo paralelo encontraremos también en la neurosis obsesiva.

La neurosis obsesiva presenta un carácter peculiarismo que la despoja de toda dignidad. Y es el hecho de que el ceremonial se adhiere a los actos más nimios de la vida cotidiana y se manifiesta en prescripciones insensatas y en restricciones absurdas de los mismos. Este rasgo singular de la enfermedad se nos hace comprensible cuando averiguamos que el mecanismo del desplazamiento psíquico, descubierto por mí en la producción de los sueños, preside también los procesos anímicos de la neurosis obsesiva. En los ejemplos de actos obsesivos antes expuestos se hace ya visible cómo el simbolismo y el detalle de tales actos nacen por medio de un desplazamiento desde el elemento auténtico e importante a un sustitutivo nimio; por ejemplo, desde el marido al sillón. Esta tendencia al desplazamiento es la que modifica cada vez más el cuadro de los fenómenos patológicos y logra, por fin, convertir lo aparentemente más nimio en lo más importante y urgente. Es innegable que en el terreno religioso existe también una tendencia análoga al desplazamiento del valor psíquico, y precisamente en igual sentido; de suerte que el ceremonial, puramente formal, de las prácticas religiosas se convierte poco a poco en lo más esencial y da de lado su contenido ideológico. Por eso las religiones sufren reformas que se esfuerzan en establecer los valores primitivos.

A primera vista, los actos religiosos no parecen entrañar aquel carácter transaccional que los actos obsesivos integran como síntomas neuróticos, y, sin embargo, también acabamos por descubrir en ellos tal carácter cuando recordamos con cuánta frecuencia son realizados, precisamente en nombre de la religión y en favor de la misma, todos aquellos actos que la misma prohíbe como manifestaciones de los instintos por ella reprimidos. Después de señalar estas coincidencias y analogías podríamos arriesgarnos a considerar la neurosis obsesiva como la pareja patológica de la religiosidad; la neurosis, como una religiosidad individual, y la religión, como una neurosis obsesiva universal. La coincidencia más importante sería la renuncia básica a la actividad de instintos constitucionalmente dados, y la diferencia decisiva consistiría en la naturaleza de tales instintos, exclusivamente sexuales en la neurosis y de origen egoísta en la religión.

La renuncia progresiva a instintos constitucionales, cuya actividad podría aportar al yo un placer primario, parece ser uno de los fundamentos del desarrollo de la civilización humana. Una parte de esta represión de instintos es aportada por las religiones haciendo que el individuo sacrifique a la divinidad el placer de sus instintos. «La venganza es mía», dice el Señor. En la evolución de las religiones antiguas creemos advertir que mucha parte de aquello a lo que el hombre había renunciado como «pecado» fue cedido a la divinidad y estaba aun permitido en nombre de ella, siendo así la cesión a la divinidad el camino por el cual el hombre hubo de liberarse del dominio de los instintos perversos, antisociales. No es quizá, por tanto, una casualidad que a los dioses antiguos se les reconocieran, sin limitación alguna, todas las cualidades humanas -con los crímenes a ellas consecutivos-, ni tampoco una contradicción, el que a pesar de ello no fuera lícito justificar con el ejemplo divino los crímenes propios.

Viena, febrero 1907

domingo, 2 de agosto de 2015

Tomás de Torquemada un sádico virtuoso




Es imposible hablar de Tomás de Torquemada sin referirse al Gran Inquisidor, sin hablar de su vínculo con la forma de represión religiosa y política que se mostró como la más eficaz de la historia; La Inquisición española.

Torquemada reorganizó la vieja Institución que convirtió en su particular arma violenta para imponer su dictadura religiosa.


En su figura se aliaron fatalmente la virtud, la intolerancia y fanatismo religioso para generar sufrimiento humano. Un fiel siervo a Dios, sí, a la vez que un sádico asesino de miles de seres humanos, sobre todo de judíos conversos.



Torquemada preside los primeros años de la nueva etapa de la Inquisición española, el período más sangriento de los 300 años que había de durar la Institución.

Su imagen siempre fue ambigua y oscura:
Fue tachado de arquetipo de virtudes por sus defensores mientras que sus detractores le consideran una de las figuras más sanguinarias de la historia de España.

Fue el primer Inquisidor general de Castilla y Aragón y confesor de la reina Isabel la Católica.
Instauró sádicos métodos de tortura que la Inquisición practicaria durante siglos, por los que se ganó el sobrenombre de “El Gran Inquisidor”
Contribuyó en gran medida a la expulsión de los judíos y los moriscos de España, en 1492
Su legado ha llegado macabramente hasta el siglo XXI.


TOMAS DE TORQUEMADA

Torquemada fue un vallisoletano místico, profundamente fanático, que anisaba el momento de llegar al poder para imponer su intolerante y antisemita visión de la religión católica a través del terror y la violencia.




Su ambición y fanatismo no tenian límites, Torquemada fue escalando posiciones dentro de la orden dominica. Desde monje cocinero en un monasterio de Valladolid, hasta nada menos que confesor de la reina Isabel de Castilla.

Las circunstancias del contexto histórico ayudaron en gran medida a que fraile dominico diera alas a su fanatismo y pudiera acceder al poder. Su gran anhelo era limpiar al conjunto de la sociedad de la herejía de los judíos conversos.

Fray Tomás de Torquemada sólo necesitaba de un marco político favorable que le permitiera desarrollar sus métodos purificadores, extremos y violentos, para que fueran de utilidad pública. Todavía tuvo que pasar algún tiempo para que llegara ese ansiado momento. Torquemada supo esperar y aprovechó magistralmente el contexto político que le favorecía a sus 62 años.

A partir de convertirse en uno de los confesores y consejeros de Isabel la Católica, es cuando su figura alcanza una dimensión pública.


CONTEXTO FAVORABLE

El proyecto político de alianza de los reinos de Castilla y Aragón desarrollado por los Reyes Católicos se consolida con un extenso territorio, una bandera y una única religión, la católica que se impone bajo la férrea mano asesina de Torquemada verdugo que canaliza la histeria colectiva antijudía.

Sin estas circunstancias históricas casi seguro que la vida de Torquemada hubiera seguido siendo simplemente la de un religioso más. Lamentablemente, no fue así.
Fray Tomás de Torquemada

Pero vayamos al principio, Tomás de Torquemada nace en 1420 en Valladolid en el seno de una famila castellana católica aunque de orígenes judios. Ingresó muy joven en la Iglesia como miembro de la orden de los dominicos, en el convento de San Pablo, en Valladolid. Y en las oscuras soledades de la vida de monje desarrolló su carrera eclesiástica. Mediada la década de los 70, fue nombrado prior del convento de Santa Cruz, en Segovia.


Aquí comienza su carrerera de acención al poder eclesiástico.

Desde 1474 fue confesor de los Reyes Católicos. Su intachable carrera motivará su nombramiento como Inquisidor General de Castilla (2 de agosto de 1482) y de Aragón, Cataluña y Valencia (17 de octubre de 1482). Una carrera cósmica hacia el poder religioso absoluto que le llevó a instaurar una dictadura religiosa.o.

A instancias de la reina Isabel la católica, logra obtener mediante bula del papa Sixto IV el cargo de primer Inquisidor General de Castilla en 1483. Al frente de la Inquisición, Torquemada reorganizó y burocratizará la Institución que tomará desde entonces un sesgo virulento iniciando una etapa de feroz persecusión contra judios conversos y musulmanes.Convencido de que los no católicos y los falsos conversos eran capaces de destruir a la Iglesia y a los reinos de España, Torquemada utilizó la Inquisición durante los 11 años siguientes para investigar y castigar los llamados “marranos” (falsos conversos procedentes del judaísmo), moriscos, apóstatas en general, a una escala sin precedentes.

El papel decisivo de Torquemada en la gran expulsión judía

Tomás de Torquemada, ávido de aumentar las bases de su poder, convencerá a Isabel de Castilla de que la voluntad de Dios es que tanto musulmanes como, especialmente, judíos sean expulsados de España, lo que se concretará en la gran expulsión de 1492.


La comunidad judía sufría una fuerte y constante presión de la sociedad cristiana, o cristianos viejos lo que acabo acarreando la conversión al cristianismo de casi la mitad de los 400.000 judíos que habitaban en España, la otra mitad abandonó la península.

De tal manera que el dominico convertido en el nuevo Inquisidor General nombrado por el Papa y al servicio del Estado gozaría a partir de entonces del monopolio absoluto del poder que había esperando durante toda su vida para perseguir sádicamente a los herejes

La influencia de Torquemada en los Reyes Católicos era evidente





Fue Torquemada quien convenció a los Reyes Católicos de la conveniencia de que la nueva Inquisición dependiera solamente de la Corona y no del Papa.

Fray Tomás fue uno de los más firmes defensores de la expulsión de los judíos de España, animando a los Reyes Católicos a la firma del polémico decreto (marzo de 1492) que obligaba a la marcha de la importante comunidad sefardí de la península, creando un nuevo conflicto con los conversos que se quedaron.La opinión de Torquemada fue decisiva a la hora de animar a los Reyes Católicos a decretar la expulsión de los judíos no convertidos

Porqué se restaura la vieja Inquisición en España

Se restablece en Castilla en 1480 como respuesta al grave problema provocado por conversos, judíos y herejes, quedando bajo el directo control de la Corona, quien tenía derecho al nombramiento de inquisidores.

Ciertamente, muchos de los judíos conversos debían su nueva religión al miedo más que a la fe y su cristianismo era poco ortodoxo cuando no claramente fingido. Por otra parte, la envidia y la codicia de muchos cristianos viejos que vieron como los nuevos cristianos conversos podian ocupar sus lugares en la sociedad de cristianos viejos, les animaba a buscar cualquier defecto en los nuevos cristianos y a seguir hostigando a los judíos que aún no se habían convertido.

La misión, pues, que los reyes encargaron a un hombre tan riguroso como Torquemada era la de definir los objetivos y organizar los métodos de la nueva Inquisición
Torquemada fue el encargado de la reorganización y centralización de la institución y los primeros años se cebaron contra judíos y conversos siendo los mas sanguinarios durante los 300 años de existencia de la Institución.
Se redactan unas normas o instrucciones, se establecían tribunales del Santo Oficioen Ciudad Real, Sevilla, Jaén y Córdoba en la zona meridional parecían estar los focos.

SANTO OFICIO



Auspiciados por Torquemada, que desoía las críticas que se vertían contra sus métodos, el Santo Oficio se llenó de siniestros personajes
Hay mucha documentación que evidencia que él y la Inquisición española fueron responsables de una dictadura religiosa que causó la muerte a miles de personas, cifras que no tenemos con exactitud pero que podrian ser mas de 7000, sin contar a los encarcelados y otras personas que si bien se libraron de la muerte fueron sadicamente torturados.
El FIN DE TORQUEMADA

Desde Roma, se pedía moderación a sus excesos de limpieza por los que acabó siendo relevado del cargo. Posteriormente, renunció a los arzobispados de Sevilla y Toledo, que los reyes católicos llegaron a ofrecerle.

Prefirió retirarse al convento de Santo Tomás de Ávila construido por su iniciativa, quizás por remordimientos de conciencia, o lo más probable, por ya su débil salud.
Murió en Ávila el 16 de septiembre de 1498.
Le sucedió en el cargo de inquisidor general fray Diego de Deza, pero la Inquisición ya estaba consolidada y el mal ya estaba hecho.
Los 18 primeros años de Inquisición le costaron de vida a 2.000 personas que fueron quemadas en la hoguera (según las cifras más moderadas) y otras 25.000 fueron procesadas.
Tras su abolición, más de trecientos años más tarde, en el año 1834, la Inquisición marcó trágicamente la vida española con un sello de intolerancia, e introdujo en la modernidad una mentalidad, denominadainquisitorial, que habría de sobrevivirle hasta el siglo XX.



Como dato adjunto dejo una cancion dedicada a el.