viernes, 19 de junio de 2015

El síndrome de Asperger: indeferencia a los sentimientos

El ser humano es una animal muy complicado, el desarrollo de nuestro cerebro, y por consecuencia de nuestra mente, conlleva una serie de posibilidades por las que desarrolla nuevas enfermedades o síndromes.

Diferencia entre enfermedad y síndrome
Antes de comenzar me gustaría aclarar la diferencia que hay entre enfermedad y síndrome, ya que no se trata de lo mismo. 

Una enfermedad conlleva una pérdida de salud o de cualquier sensación o situación negativa que pueda afectar a nuestro físico o nuestra mente.

Un síndrome es el conjunto de síntomas que produce una enfermedad, es el cuadro clínico, cómo se manifiesta al exterior una enfermedad.

Por lo que he leído sobre Asperger no deberíamos catalogarlo de enfermedad, creo que debería ser una semi-enfermedad pues no afecta a la salud y mentalmente no resulta ser un problema.

Síndrome de Asperger
El síndrome de Asperger está dentro de los trastornos del tipo autísticos, afectan a las condiciones mentales y a la forma de actuar de la persona.
No muestran problemas al hablar y no tiene por qué haber problemas gramaticales, sin embargo se presenta de forma notable en las relaciones con el resto de las personas, donde tienen dificultades. Estamos hablando de una discapacidad social.

Síntomas y características

En este apartado tenemos una gran lista de conceptos, voy a decirte los más notorios e importantes:

Se interesan fijamente por un sólo tema, tienen dificultades para hablar con otros seres humanos y mantener fija la mirada en los ojos de los demás, muy detallistas y perfeccionistas, querer estar siempre atentos de su propia imagen, y sobre todo no distinguir las emociones o sentimientos del resto de personas.

Pueden ser sensibles a los ruidos fuertes, rehuyen el tacto, voz monótona, torpeza física, aprenden a leer y escribir o muy pronto o muy tarde, crédulos e ingenuos, hablar siempre de lo mismo y un largo, etcétera.

Se asocia a personas de gran nivel intelectual, por ejemplo Bill Gates o Einstein.



Habilidades
Son ágiles para los juegos de lógica, buena memoria para las normas, se expresan mejor a través de la escrito que oralmente, gran interés espacial, se fijan en detalles que otros no hacen, son buenos en matemáticas y ciencias en general, son muy racionales, etc.
Hay que reconocer que estamos ante una enfermedad bastante curiosa y que si no fuera por los aspectos negativos, estaríamos ante una especie de "súper-humano".