sábado, 20 de junio de 2015

Un Recorrido por el Inframundo

Arquetipos Mitológicos en el Ritual Satánico
                                                              — Paul Dunphy —


"La Mitología es la psicología de la antigüedad"
James Hillman

Rituales —la mayoría de los Satanistas los utilizamos, o los hemos utilizado alguna vez, de una u otra forma. No importa el tipo de ritual que hayas hecho, intentabas desencadenar conscientemente cierto tipo de energías cognitivas. A su vez, estas energías ayudaban a activar el objetivo que se buscaba con el riual a la vez que influenciaban tu comportamiento o el de tu "blanco". En este ensayo sostendré que esas energías innatas pueden ser representadas por arquetipos simbólicos retratados en la mitología griega. Cada enrgía reside en la mente inconsciente, la cual es representada por su arquetipo correspondiente. Estos arquetipos simbólicos no sólo representan esa energía cognitiva, sino que también nos ofrecen una mirada al interior de la psicología humana en su naturaleza más salvaje. La afirmación anterior, que enlaza mitología y psicología, es contingente en ésta premisa. No me referiré a los aspectos psicológicos de éste ensayo; en lugar de eso, intentaré enfocar las características de cada arquetipo en el ritual, emoción, tendencia e intento correspondientes.

Primero, me gustaría hablar brevemente sobre la relación de la psicología interna con la productividad humana. Cuando una persona crea, hay cierta cantidad de existencia vicaria en los personajes, historias, poemas, arte, etc etc concebidos por el individuo. Y para la gente de la antigüedad no era distinto. Si uno escudriña las historias subyacentes a cada mito, podríamos ver cómo vivía la gente de la antigüedad, que sentían, y qué creían, basándonos en la simple observación de sus creaciones. En la Grecia antigüa, poetas como Homero componían poemas, como "La Ilíada", sobre leyendas de su tiempo. En estas historias se hallan ciertos arquetipos que también aparecen en otras culturas —tal como lo puntualizó Carl Jung —y nos ofrecen una visión de nuestra propia psicología, partiendo de tiempos remotos. Básicamente, podemos decir que existe una mitología en nuestro sistema psicológico conceptual... y viceversa. Los pueblos antiguos no tenían una psicología de la cual hablar, pero tenían mitos que nos mostraban cómo los arquetipos humanos reaccionaban ante imágenes y fuerzas sobrehumanas. Un principio fundamental de la psicología —cortesía de Sigmund Freud —es que la mitología y la psicología son intercambiables. La mente humana construye metáforas de forma permanente para interpretar y tener una mirada más profunda acerca de los eventos de nuestra vida. En "Los Sueños y el Inframundo", James Hillman teoriza que el mundo de los sueños es el reino del Hades y que el inconsciente es sólo accesible al yo a través del psicoanálisis y la interpretación de los sueños. Siento que el poder de la mente inconsciente también puede ser externalizado a través de la utilización de técnicas rituales, específicamnete... utilizando diversos símbolos relacionados con arquetipos. Para el propósito de los Rituales Satánicos, utilizamos símbolos demoníacos para tener acceso a los arquetipos de nuestras evocaciones. Les mostraré algnas figuras alternas en las cuales basarse. En este ensayo mostraré los paralelos entre el mundo del Hades y nuestra inconsciencia, y cómo los arquetipos inherentes están manifestados en el ritual por estas legiones simbólicas.
El Ello y El Hades como el Inconsiente Colectivo
"Que Nadie Admire Las Riquezas Que Crecen En El Infierno..."
—John Milton, El Paraíso Perdido

En la Mitología Griega, Hades es el dios del Inframundo. Hades es asímismo el nombre del Inframundo. Hades era una figura tan temida que los griegos raramente se referían a él ni decían su nombre verdadero. En vez de eso, utilizaban el eufemístico "Plutón", que significa "el generoso" o "el rico". Se creía que las riquezas de la Tierra, especialmente los frutos, surgían del Inframundo. Esta es la razón por la cual Hades era asociado con el nombre Plutón, la fertilidad y la riqueza. Cuando Hades era joven, fue tragado por su padre, Cronos, junto con Poseidón, y fueron eventualmente liberados por su hermano Zeus. Los hermanos se dividieron el Universo entre sí. Zeus heredó los Cielos, Poseidón el Océano y Hades el Inframundo. Jmás se construyó en su nombre altar o templo alguno, y sólo se cuenta de dos ocasoiones en las que estuvo por fuera de su reino. Y fueron episodios violentos; la primera cuando Hércules arrojó a las puertas del Inframundo una lanza contra Hades. Quedó tan mal herido que se vó obligado a buscar ayuda en Paeeon, médico de los dioses en el Olimpo. La segunda ocasión tuvo lugar cuando Hades quedó perdidamente enaorado de Perséfone. Obtuvo la aprobación a su matrimonio de su padre, Zeus, pero su madre, Démeter, no consintió el hecho que su hija viviera en los sombíos recintos de su palacio. Zeus aconsejó a Hades que saliera del Inframundo y secuestrara a su hija mientras ella se encontraba fuera de casa recogiendo flores. Así lo hizo, y a ésta historia se le conoce como el "Rapto de Perséfone". El arte griego no nos muestra representación alguna de Hades, y frecuentemente se le imaginaba o concebía invisible y oculto. Se decía que Hades usaba un yelmo mágico que hacía invisible a quien lo llevara puesto y supuestamente fue utilizado por Hermes, Perseo (para que derrotara a la Medusa o Gorgona) y Atenea. Hades guarda cierta similitud con Hermes, en lo que respecta al yelmo, lo cual sugiere que sus intenciones son desonocidas y sus pensamientos impercibidos, ocultos.


En cuanto a Hades, el lugar, se decía que había estado en varias partes. Nunca hubo un consenso general sobre en cuál región de Grecia estaba localizado, pero era un hecho ampliamente aceptado que quedaba bajo tierra, y que tenía diversas puertas por las que se accedía al mundo exterior. Se decía que los muertos descendían al Hades como fantasmas, espíritus o sombras. Si se les daba el funeral apropiado, Caronte los transportaba a la otra orilla del río Estigia por la módica suma de un óbolo, el cual se colocaba en la boca del cadáver, como dote. Los nuevos espíritus traspasaban el umbral, guardado por Cerbero, el perro guardián de tres cabezas de Hades, pero no les era permitido devolverse. Estos espíritus no experimentaban ni dolor ni placer, simplemente eran sombras de sus vidas pasadas, a las cuales de vez en cuando se les permitía disfrutar de las viejas glorias carnales en la Llanura de Asfodel.

A diferencia de los mitos comunes sobre el Cielo y el infierno, el Hades no era un lugar de tormento eterno ni un paraíso. Se decía que tres figuras se encargaban de juzgar a los espíritus neófitos, aunque no se tiene muy claro cual era el resultado de tales juicios. Las únicas entidades que sufrían tormento eran los Titanes, encerrados en el Tártaro, un abismo vacío y oscuro, vigilado por los Hecatonquiros (gigantes de cien brazos) como castigo de haber desafiado a Zeus y a los otros dioses. Además, unos pocos mortales favorecidos por los dioses escapaban de la existencia fantasmal a la que estaban destinados en la residencia de Hades. Se decía que estos mortales habían sido enviados a una especie de Oasis en el Hades llamado Las Islas de los Bienaventurados o el "Elíseo". Allí gozaban de la inmortalidad, disfrutando los placeres de la vida sin necesidad de trabajar. Nunca se explicó como se podía ganar el favor de los dioses.

Ahora bien, pasemos a señalar los paralelismos, similitudes y analogías entre la mente inconsciente y el Hades. Hades, el dios, representa nuestro ser en las profundidades ocultas y desconocidas de nuestra mente, como una figura arquetípica. Supongo que por esta razón se le llama "el dios de las profundidades". Nadie puede ver en nuestras mentes, nadie puede sondear su profundidad... ni siquiera nosotros mismos; la mente es una entidad invisible en sí misma. Aún los psíquicos, o quienes dicen "leer la mente", afirman que la PES (Percepción Extra-Sensorial) existe de verdad, y te dirán que no pueden percibir exactamnete lo que estás pensando. Que sólo alcanzan a tener una visión muy difusa de tus procesos de pensamiento. Hades, el lugar, vendría siendo la mente inconsciente. Los espíritus del Hades son nuestros pensamientos, deseos, fantasías y sueños. No son reales, no son de carne, pero existen, como fantasmas que son, en el Valle de Asfodel —es decir, nuestra mente. Cuando Freud hablaba del aparato psíquico, lo clasificó en tres partes; el Ello, el Yo y el Super-Yo. El Ello contiene nuestras necesidades más primitivas —sexo, alimento, excreción y calor. El Ello se rige por el Principio del Placer, es decir, la necesidad de gratificación inmediata. Por supuesto, tal cosa no es posible a toda hora, por lo que el Ello satisface tal demora con el cumplimiento de deseo —la construcción de fantasías que tienen como objetivo satisfacer dicho deseo.

Por otro lado, tenemos la definición de Jung del Inconsciente Colectivo, que es la parte de la mente que contiene los arquetipos, los cuales son presentados en diversas formas y motivos, y deben su existencia a la herencia, no a las experiencias empíricas. Desde un punto de vista Jungiano, podríamos referirnos al Ello como la "Sombra", siendo la Sombra una encarnación arquetípica de la naturaleza carnal y creativa del hombre. Combinemos los dos conceptos, y tendremos como resultado la esencia del Hades, un lugar en el que de donde no sólo provienen nuestros deseos, sino un lugar que nos muestra nuestors conceptos psicológicos más básicos. Individualmente, el Hades, esto es, el lugar, contiene los arquetipos innatos, fantasías, recuerdos, etc. de nuestra mente y es, en esencia, el Inconsciente Colectivo. Hades, el Dios Oscuro, actúa como el gran motivador y director de los componentes de este gran espacio; es nuestra voluntad, nuestra autoconciencia, y es el Ello, tal como lo dije antes. Trabajan juntos a través del Yo para conseguir lo que deseamos y asegurar nuestra supervivencia. Si nuestros deseos son satisfechos, la experiencia irá a las Islas de los Bienaventurados, inmortales para siempre y salvadas de una existencia incorpórea, una no-existencia. Si fallamos en el intento, tal experiencia se perderá en el Tártaro —perdida y condenada a un lugar vacío de tormento, culpa, y de anhelar lo que pudo haber sido. El Hades es como el Inframundo de la psique, un lugar tenebroso, sin luz, donde se conserva la riqueza de nuestra mente. El viaje a su interior es de temer, pero al mismo tiempo, frctífero y recompensante... aunque a veces peligroso.
Abriendo Las Puertas del Hades en la Cámara Ritual
"Porque este foso infernal jamás mantendrá encadenados espíritus celestiales..."
—John Milton, El Paraíso Perdido


Nuestro propósito en la Cámara Ritual es el de exorcizar y ejercitar todas nuestras emociones reprimidas y aplicarlas de manera positiva. Hablando de manera metafórica, debemos sacar los espíritus del Valle de Asfodel, burlar a Cerbero, y darles la oportunidad de manifestarse a sí mismos en nuestra carne. Pero primero necesitamos "apagar" el Yo por un momento, para que el proceso funcione. Cómo podemos conseguir tal cosa? Demos un vistazo a algunas metáforas. La figura griega de Psique, que no debe confundirse con la mente, necesitaba un ungüento de belleza de Perséfone, como un desafío de Venus, es decir, Afrodita, quien estaba sumamente disgustada por el hecho de que su hijo Eros, o Cupido, se había enamorado de ella. Orfeo, cuya esposa Eurídice murió trágicamente debido a una mordedura de serpiente, rogó para que su amor pudiese volver de la mansión de Hades. Ambos personajes lograron lo que se proponíanasustando a Cerbero, valiéndose de métodos sencillos, que también podemos utilizar. Psique llevó pasteles de miel para dar de comer a la bestia y para entretenerlo y amansarlo, Orfeo tocó una hermosa música. Estos dos elementos representan estimulación física para la mente, que puede ser fácilmente utilizada en la Cámara Ritual. Si hasta ahora no has entendido, Cerbero representa las inhibiciones y los pensamientos negativos que nos alejan de nuestros deseos e indulgencias. Cerbero es la descripción que da Freud del Yo.

En otras palabras, el Yo entiende que las demandas y exigencias de gratificación inmediata que le hace el Ello no pueden ser satisfechas. El Yo se rige por el Principio de Realidad —actuará, de acuerdo a la realidad circundante, como mediador entre la realidad y el Ello, aplicando mecanismos de defensa, de represión y pensamientos negativos mientras al mismo tiempo desarrolla ciertas estrategias para satisfacer las demandas del Ello. Para que la cámara ritual pueda ser una "cámara de descompresión intelectual", necesitaremos distraer al Yo temporalmente.

En el área de programación neurolingüística hay una técnica que se llama "anclaje"(?). Consiste básicamente en asociar cierto estado mental, como la felicidad o la excitación, con cierta estimulación física específica. Todas las personas son diferentes y algunos individuos responden mejor que otros a sonidos que a imágenes, a imágenes que a sensaciones, etc. Para que ésto de resultado, debes saber a qué respondes mejor. Por ejemplo, piensa en las últimas vacaciones que tomaste. Ahora, no te enfrasques mucho en lo que hayas hecho; en lugar de eso, piensa en las sensaciones que más disfrutaste. Supónte que hubieras ido a la playa... ¿te gustó el sonido de las olas? ¿Fue acaso la sensación del sol sobre tu piel? ¿O te refrescó el aroma del aire salado? El propósito del "anclaje" es ponerte en un estado mental específico bajo el cual sea más conveniente que entres en la Cámara Ritual. Si la sensación más agradable fue tu sentido del olfato, deberías de utilizar cierto aroma, perfume, incienso, ambientador, etc, que te resulte placentero. Si eres una persona que responde mejor a los estímulos auditivos, podrías hacer una selección de la música que encuentres más estimulante. Si de repente te das cuenta que las sensaciones que más predominaban eran las visuales, usa imágenes u otro tipo de estímulo parecido. Mi consejo es que las dividas en tres categorías para aplicaciones específicas en rituales de deseo, destrucción y compasión respectivamente. A medida que los comienzes a aplicar, te darás cuenta que cada vez que huelas ese aroma, escuches ese sonido, o veas esa imagen, comenzarás instantáneamente a entrar en ese estado. En efecto, Cerbero será distraído, permitiendo que esos espíritus comienzen a emerger del Inframundo, el Inconsciente, y asciendan a través de acciones irrealizadas.

Digamos por ejemplo que haces un Ritual de Compasión, para ti mismo, para conseguir dinero. Necesitas $20.000 pesos (o cualquiera que sea la cantidad y el equivalente monetario, en mi caso, hablo de pesos colombianos) para ir el mes entrante a un concierto. Utilizando los estímulos adecuados, entrarás en un estado de trance emocional y casi al final del Ritual, sientes que tuvo éxito. La semana siguiente sales a caminar, y de repente te encuentras con un amigo que te debía dinero. ¿Cómo sabías que iba a estar ahí? ¿Y en ese preciso momento? Conscientemente no lo sabías, pero el Inconsciente ya es otra cosa. Tal vez sintió algo y te impulsó a que te dieras un paseo, o que caminaras un rato, o que fueras en esa precisa dirección. El ritual tuvo éxito, eso es lo que importa, y además estamos utilizando técnicas que aún no son entendidas del todo por la ciencia.

La mente inconsciente no sabe lo que es real y lo que no, esa es la clave para la visualización de mi próximo tema. Mucha gente exitosa visualizan las cosas una y otra vez para practicar en caso de que se presenten situaciones deseadas o previstas para un futuro. El famoso francés Napoleón Bonaparte utilizaba esta técnica antes de cada batalla. Nadie puede dudar de que tenía mucho talento para comandar sus tropas, hasta la Batalla de Waterloo, pero bueno, no se puede ser rey para siempre, ¿verdad? Jugadores de fútbol, boxeadores, y especialmente quienes están envueltos en técnicas de ate marcial también aplican éstas técnicas. También podemos utilizarlas en la Cámara Ritual. Si no eres muy imaginativo, trata de usar una efigie o muñeco a la hora de ejecutar un Ritual de Destrucción; para los Rituales de Deseo te puedes servir de una foto de tu objetivo o tal vez algo más que inspire un estado extremo de excitación. Mi punto es el siguiente: utilizando este tipo de estimulación tan personal y subjetivo, podemos abrir las puertas del Hades de par en par y no hay nada que Cerbero pueda hacer para detenernos!
Arquetipos del Ritual de Destrucción
"...Y abrió el pozo del Insondable Abismo, y se levantó una gran humareda como la de un inmenso horno, y el sol y el aire quedaron oscurecidos por el humo del Abismo..."
— Apocalipsis 9:2 —

El propósito del Ritual de Destrucción es hallar nuestro medio de venganza contra nuestros oponentes. Enfocamos todas nuestras reservas de odio, rabia y cólera en el breve momento de un irrefenable soliloquio lleno de desprecio. Esto dirige nuestro poder interior a un "hechizo" o "maldición" hacia nuestro enemigo En los dominios de Hades existían entidades conocidas como las Erinnias. Eran espíritus femeninos invocados por medio de maldiciones proferidas por un sujeto que se sintiera ofendido, golpeando el terreno en el que se hallara en el momento. Los Romanos las llamaban Las Furias, y casi siempre se les representaba como si fuesen una maldición personificada. Némesis, la diosa de la retribución, es asociada con ellas frecuentemente y sus funciones se confundían con las de las Erinnias. Nadie podía escapar de la justicia retributiva divina de Nemesis, y era ella quien repartía la buena y la mala fortuna entre los mortales. Para las pocas almas condenadas en el Hades, las Erinnias se convirtieron en las torturadoras utilizadas por el Dios Oscuro, y podemos utilizarlas aprpiadamente contra nuestros propios condenados. Durante el Ritual de Destrucción nos convertimos por un momento en el Dios Oscuro y Nemesis y las Erinnias están a nuestra disposición. Utilizaremos estos arquetipos como agentes destructores. En nuestro interior más profundo, son la verdadera representación simbólica de esos sentimientos. Para activarlos necesitaremos la estimulación apropiada para amplificar los sentimientos de odio que experimentamos en nuestro interior. LaVey recomienda como herramienta efectivas descripciones literarias detalladas del fin de nuestra víctima, dibujos y muñecos de vudú —o lo que se le parezca. Recomiendo personalmente música lo más densa y estresantea posible, a buen volumen y con un ritmo rápido de fondo.
Arquetipos del Ritual de Compasión
"Enviad ese mensajero de voluptuosos deleites, y que las visiones obscenas de mis deseos más oscuros tomen forma en mis actos y hechos futuros"
— Anton LaVey The Satanic Bible

Los Rituales de Deseo y Compasión están diseñados para atraer compañeros sexuales estimulantes y ayudar amigos, o a ti mismo, en tiempos de necesidad, respectivamente. Nuestra compasión y sentimientos se vierten en el Ritual de Compasión, nuestro deseo y fervor sexual se hallan en el Ritual de Deseo. Para los propósitos de este tipo de Rituales llamaremos a las Gracias para el Ritual de Compasión, y a Eros para el Ritual de Deseo. Las Gracias son muchas, son la personificación de la belleza y la gracia. En muchas ocasiones estas figuras otorgan cualidades bellas y gentiles en la persona para la cual se hizo el ritual. En el Ritual de Compasión buscamos en nuestro interior para activar este arquetipo ya sea en un amigo o en nosotros mismos. A través de esta forma o molde buscamos la ayuda de la mente inconsciente de una manera positiva.

Soy consciente de que Eros no suele ser identificado con uno de los habitantes del Inframundo. Pero para los propósitos del Ritual de Deseo, es el arquetipo más apropiado (junto con Dionisio y Pan). Eros, también conocido como Cupido o Amor, es el dios del Amor (y a veces de la lealtad). Suele ser representado como un joven dios y arquero con flechas de punta de oro. Se decía que era una de las principales fuerzas del Universo (supuestamente fue creado durante la concepción del Universo), y suele representársele con los ojos vendados, lo que refleja los efectos "cegadores" del "amor", o como decimos, del deseo. Las flechas que poseía tenían tal poder que podían hacer que los mismos dioses cayeran bajo su hechizo. Estoy seguro que muchos de nosotros estaría de acuerdo en que el deseo viene antes que el amor, pero en la sociedad de hoy, la mayoría de personas niega tal sentimiento y en su lugar, lo atribuyen a un "acto de amor". Por lo tanto, debemos lanzar nuestras propias flechas desde la mente inconsciente. Así estaremos enfocando esa energía libidinal a nuestros propios intereses sexuales. Las figuras de Pan y Dionisio pueden utilizarse en lugar de Eros, dependiendo de los efectos a largo plazo deseados del éxito de tal encuentro. Creo que las estimulaciones para este tipo de Ritual son muchas, sin embargo, depende de las preferencias personales...
La Conexión Pan—Hades—Satán
"He aquí que ofrezco a Pan, amigo de los pastores, mi preciado cayado"
Macedonio, El Viejo Pastor


Creo que, con demasiada frecuencia, veo a nuestro apreciado símbolo, Satán, asociado con la figura griega de Pan. Sí, Pan, el gran dios que era mitad humano y mitad cabra, de quien se cree que Satán es el equivalente. Es frecuentemente asociado con la fertilidad y el deseo pero también le han sido conferidos otros atributos naturales.

Dios pastor de Arcadia en un principio, hay una confusión acerca de su origen, y existen diversas versiones de los mitos que lo rodean. En las versiones más recientes acerca de su nacimiento, se nos dice que su madre se horrorizó tanto por su apariencia que escapó corriendo, y el bebé fue adoptado por Hermes. Su nombre significa "El Que Alimenta" y suele ser visto tocando su siringa en los bosques, rodeado de ninfas. Su reputación sexual era la de un amante ardiente e insaciable que perseguía y asustaba ninfas y sus relatos son bastante cómicos.

Pan nunca fue tenido como un dios malo, de hecho fue reverenciado después por los Atenienses. Pan fue bastardizado después por las religiones Judeo-Cristiana y así contribuyó a la concepción moderna de Satán. No hay duda que la representación mas corriente de Satán es la de un chivoo una serpiente, y es fácil ver por qué Pan ha sido relacionado con él. El Satanismo es una religión natural que celebra las tendencias que poseían dioses como Pan. Pero me pregunto a mí mismo "¿es una representación simbólica adecuada para nuestro entendimiento e interpretación de Satán?"

Ciertamente no! Satan, de acuerdo a los Satanistas, y no a las creencias Judeo-Cristinas, es concebido como una fuerza oscura o un arquetipo Jungiano. No me suscribo mucho a la teoría de la fuerza oscura en la naturaleza. Creo que si hay una fuerza oscura, reside en el lugar de la creación, es decir, en la mente. Sí, La Naturaleza tiene sus propias fuerzas, pero etiquetarlas como oscuras o no, es un concepto bastante limitado. La mente, la mente el Inconsciente, es nuestro Inframundo personal y el reino de este dios Hades. Plutón, su nombre eufemístico, es mencionado al recitar los Nombres Infernales. Es un dios cruel y despiadado, pero no es maligno ni está lleno de odio. Nuestras energías biológica, instintual, emocional y sexual básicas surgen de ese abismo cognitivo. Bien adentro es donde encontramos nuestro lado sombrío, debemos llegar a una especie de acuerdo con él y ejercitarlo para mantener un estado mental completo y saludable. Este Inframundo, la inconsciencia, es el plano psíquico donde se manifiestan las cosechas, o frutos de nuestro ritual. No es Pan el que rige esta dimensión interior... pertenece por derecho propio a Hades y sus súbditos. Por lo que creo en Satán más como un arquetipo Jungiano, específicamente el arquetipo de la "Sombra", y creo que su poder, es decir, MI poder, viene desde adentro. En este ensayo he elucidado, según creo, que Hades es también el arquetipo de la mente interna y de su poder, por lo tanto, creo que si alguna figura griega debe ser comparada con Satán, para nuestro propósito, ésa debe ser Hades.
Los Peligros de los Rituales Satánicos
"Tened presentes éstas reglas —o en cada caso veréis que vuestros deseos se vuelven contra vosotros, lo cual os perjudicaría, en lugar de ayudaros!"
—Anton Szandor LaVey —The Satanic Bible

Al igual que cualquier otro ejercicio o experimento en la cámara ritual que tenga que ver con la mente, existen ciertos peligros inherentes. Todo psicólogo, y hasta LaVey, han advertido esto. Para aquellos que entran en el Hades, según los mitos griegos, la vida no volvía a ser la misma. Uno no se puede aventurar en el reino del inconsciente y mantener una inmutabilidad. Esto no es decir que sea malo, de hecho, si se hace corectamente, nos daremos cuenta que frecuentemente tendremos resultados positivos. Sin embargo, también habrá individuos que tropezarán en sus intentos y sufrirán las consecuencias egativas en su interior. Antes que nada, déjenme llevarles de regreso a la aventura de Psique en el Inframundo.

Utilizando los buenos consejos que se le dieron, Psique logró obtener el ungüento de belleza de manos de Perséfone e intentó escapar del Hades sana y salva. Había pasado la última prueba impuesta por Venus y regocijándose en su victoria, decidió abrir la caja. A medida que abría la caja, un sueño como de muerte la invadió y se apoderó de ella. Afortunadamnete, Eros llegó a su rescate y logró hacer retroceder la niebla de regreso a la caja. ¿Y qué le ocurrió a Orfeo, el músico? Orfeo logró persuadir a los gobernantes del Inframundo para que le dejaran llevar a Eurídice de vuelta con una condición —que no mirara hacia atrás durante su viaje de regreso. Con su dulce música, derritió los corazones de hielo de los regentes Subterráneos. Temiendo que su esposa no lo hubiera estado siguiendo, miró hacia atrás. Cuando sus ojos la vieron, ella se comenzó a desvanecer instantáneamente hasta quedar en su estado anterior de sombra. A pesar de los intentos que posteriormente llevó a cabo, siempre fue rechazado, y jamás se le volvió a permitir la entrada.

¿Qué nos dicen estas historias? En cada caso, el protagonista salía victorioso al lograr su objetivo pero cuando llegaba al final, fracasaba, o sufría efectos nocivos posteriores. Cada uno rompió reglas importantes en lo que se refería a su interacción con el Inframundo, y es por esto que estos relatos los podemos ver como parábolas. Podemos aplicar las mismas reglas, ya que nos advierten de las consecuencias perjudiciales de la duda, la negación, la culpa. En el caso del pobre Orfeo, no sólo negó inadvertidamente su poder, sino que lanzó a su interior la sombra de la duda. Creo que LaVey lo expuso mejor en las "Reglas de la Tierra"; "Reconoce el poder de la magia si la has empleado exitosamente para obtener tus deseos. Si niegas el poder de la magia después de haberla utilizado con éxito, perderás todo lo que has conseguido". Es un imperativo que no sintamos culpa ni remordimiento del resultado de nuestros rituales. Si esto llegase a pasar, activará nuestros mecanismo internos de culpa y lo más seguro es que sufriremos de culpa, con lo que el trabajo mágico que hayamos desarrollado se volverá en contra nuestra. Hasta puede que nunca más seamos capaes de obtener un resultado satisfactorio de nuevo, como fue el caso de Orfeo. La culpa es característica de las religiones Judeo-Cristianas, no del Satanismo. Cualquier remordimiento que tengamos deberá ser aplicado a nuestro comportamiento para enfrentar situaciones de naturaleza similar en un futuro o redireccionando la situación con la persona a la cual hemos hecho mal. No tiene lugar en el ritual, ni se puede manifestar en ninguno de los eventos en los que se haya influenciado.

La Reflexión, o introversión, puede convertirse en una trampa si se lleva demasiado lejos. Me recuerda un ensayo publicado por LaVey en "The Devil's Notebook", donde LaVey anota: "Si algo 'se te sale de las manos' es una razón más para que no te vuelvas a preocupar por ello. Esto puede relacionarse, por ejemplo, a un sentimiento ambivalente hacia el sexo, justo después de una experiencia sexual exahustiva y reconfortante" Vagar por el Hades por mucho tiempo, o de manera muy frecuente es desasociarse o desligarse de la realidad. El Dr. Jung hizo ests observaciones cuando aconsejaba a sus pacientes que dieran un "viaje" o un paseo por su interior. Se dio cuenta que los pacientes que eran más receptivos a la idea de tomar estos viajes, eran los que estaban más "desintonizados" de la realidad. Cuando se deja el reino de Hades es necesario beber de las aguas del Leteo, el río del olvido, antes de proceder a salir. Debemos salir paso a paso, sin mirar atrás. Es decir, al salir de la cámara ritual, déjalo todo en la cámara ritual Si de repente sientes que te falta otro trabajo, o que hay uno más en proceso, entonces, descansa, reagrupa tus pensamientos, y vuelve. Pero cuando salgas de ése túnel, y las puertas estén cerradas, déjalo en lo más profundo de tu mente, en la mente inconsciente y que se manifieste por sus propios artificios.
Conclusión
— El Lenguaje de Hades —
"Sin embargo, tales símbolos culturales retienen mucho de su numinosidad o "hechizo" original. Se es consciente de que pueden evocar una profunda respuesta emocional en algunos individuos, y esta carga psíquica hace que funcionen de forma perjudicial"
Dr Carl Jung —El Hombre y Sus Símbolos

Durante la noche, cuando te encuentres a salvo y bajo el velo de Nyx, los engendros del Inframundo te hablarán. Pero su lenguaje es difícil de comprender, un lenguaje que está sin el beneficio de la vigilancia del Yo, y no está organizado razonablemente. Quien te dice todas estas psico-incoherencias no es otra que la diosa Hécate, ella es la mediadora de lo que es dicho por el Inframundo Inconsciente. Normalmente se le asocia con la fertilidad, la magia, y y es el símbolo de las encrucijadas. Pero lo que es menos conocido es que era representada acompañada de cucarachas y que sus ofrendas consistían en basuras y desperdicios. Depositada en las encrucijadas al anochecer, estos desechos eran considerados sagrados. Para nuestra mente, estos desperdicios representan los residuos de nuestras experiencias pasadas, sueños dirigidos, y pensamientos fragmentados. Vienen a Hécate, que es la gran consumidora y regurgitadora de esta basura cognitiva.

Hecate defeca el producto durante nuestros sueños y aparece frecuentemente como un conjunto de símbolos los cuales, a simple vista, somos incapaces de comprender. Por medio del análisis e interpretación de los sueños podemos, en consecuencia, revelar deficiencias en nuestra vida y los métodos apropiados para corregirlos. Pero el aspecto importante en el contexto de este ensayo no es lo que dicen los sueños o cómo podamos interpretarlos, sino que lo que realmente importa es el lenguaje de la mente inconsciente. Al lenguaje de la simbología interna, no solo no podemos escucharlo, sino que también podemos utilizarlo en nuestro propio beneficio. Durante el ritual, nos damos cuenta que eso es precisamente lo que estamos haciendo -hablándole a la mente a través de la realización y simbología del ritual. La mente inconsciente leerá y entenderá los significados subjetivos que se hallan tras él, y toma su propio curso de acción teniendo en cuenta tus deseos arbitrarios. Creo que es importante mantener comunicación con ésa parte de la psique y que el ritual es una manera natural, arcaica y saludable de hacerlo. Sin el exorcismo adecuado, estas sombras encerradas en el Inframundo puede conducirnos a un colapso en nuestra energía psíquica relejándose en formas irrazonables de represión. Todos tenemos nuestra propia manera de ritualizar, bien sea a través de la Magia Mayor, el arte, los juegos de rol, idiosincracias personales, juegos, o cualquier otro medio que hallemos placentero. Mientras más importancia le demos a nuestra magia, etaremos más sintonizados con y tendremos más control de un poder superior —el poder de la mente.

Fuentes — Los Libros Que Me Inspiraron A Escribir Ésto
The Satanic Bible —Anton Szandor LaVey
The Devil's Notebook —Anton Szandor LaVey
El Sueño y El Inframundo —James Hillman
El Manual Meridiano De Mitología Clásica —Edward Tripp
Ranas y Príncipes —Programación Neuro-Lingüística —Richard Bandler y John Grinder
TRANCE-formaciones: Programación Neuro-Lingüística y la Estructura de la Hipnosis —Richard Bandler y John Grinder
El Jung de Bolsillo —Carl Gustav Jung (Editado por Joseph Campbell)
El Hombre Y Sus Símbolos —Carl Jung
Varios websites informativos relacionados con las ideas aquí expresadas.
©1998 por Paul Dunphy, aka DevilPaul. Traducido al español por Tezcat
— Todos los Derechos Reservados —